Noche de paz: Joseph Mohr 1816, Franz X Gruber 1818

Recientemente encontramos en Salzburgo un facsímil de la canción ''Noche de paz'' para dos voces y guitara con letra de Joseph Mohr, melodía de Franz Xaver Gruber y fecha del año 1816.

Cada pueblo tiene sus cantos navideños, cada pueblo da a sus villancicos su propia expresión. Sin embargo, hay una canción que se canta durante la Navidad en casi todo el mundo, en todas las lenguas: "Noche de paz". Podríamos evocar la historia de esta canción como un cuento de hadas, pero la realidad es muy distinta, habla de miseria, de marginación y enfermedades, aunque algunas veces habla también de vidas colmadas de sorpresas y casi de milagros.

Hace más de 200 años, el 11 de diciembre de 1792, un año después de la muerte de Mozart, nació en Salzburgo, Austria, un niño pobre. Era el tercer hijo de Anna Schoiber, una costurera que remendaba y fabricaba calcetines. Su padre era un soldado llamado Joseph Mohr que dio su nombre al hijo antes de desertar y desaparecer, de-jando en la miseria a la familia.

Las autoridades de la ciudad de Salzburgo consideraron que tres hijos ilegí-timos eran demasiado. Anna Schoiber fue condenada a pagar una multa de 9 florines. Cuando se recuerda que en aquella época un buey costaba 12 florines, se puede comprender que la pobre costurera nunca hubiera reunido tanto dinero. ¡ Tenía que pagar con la cárcel ! Pero en aquel momento surgió la salvación en la persona de Joseph Wohlmuth, un hombre que se dijo dis-puesto a pagar la multa a condición de que pudiera ser el padrino del peque-ño Joseph. Como Wohlmuth era el verdugo de la ciudad de Salzburgo y por consequencia le estaba prohibido entrar en una iglesia, para el bautizo del niño mandó a su cocinera para reemplazarlo en la ceremonia.Así comenzó la difícil existencia del niño Joseph Mohr: sin padre, en la miseria con su mad-re y sus dos hermanos y con un padrino que era verdugo. La familia vivía cerca del Monte de los Capuchinos en un apartamento inva-dido por la hume-dad. Esta situación fue el origen de la tuberculosis de Joseph.En estas condiciones tan precarias, en el Salzburgo de comienzos del siglo XVIII, era imposible prever un futuro positivo para un niño que ni siquiera tuvo la posibilidad de aprender un oficio, aunque fuera de bajo nivel. Muchas veces, sentado en la escalera de la casa, Joseph pensaba cantando en voz alta.

Un maestro del coro de la catedral de Salzburgo descubrió aquella voz y convenció a la madre para que su hijo pudiera entrar a la cantoría de la Catedral. Se abrían así las puertas para el comienzo de una vida nueva. Pero una gota de amargura transformó aquella felicidad ! En los registros de la escuela, Joseph Mohr fue declarado huérfano. Se pensaba que la inhumana medida convenía a su protección porque los hijos de madre soltera eran inadmisibles en cualquier lugar. Joseph se vió obligado incluso a negar a su madre cuando la veía pasar en la calle.

No obstante, a los 7 años de edad, Joseph pudo cursar en Salzburgo la escuela preparatoria, luego el bachillera-to. Tocaba violín y cantaba en el coro de la Iglesia de San Pedro.En 1810 encontramos a Joseph Mohr estudiando filosofía y preparándose para el sacerdocio. Un año más tarde entraría al seminario. El 15 de julio de 1815, en ceremonia solemne en el Domo de Salzburgo, Joseph recibió las sagradas órdenes.Increíble la trayectoria de este niño pobre de Salzburgo en aquella época. Desde una cuna llena de rivaciones hasta la condición de sacerdote letrado y aceptado por la iglesia. Poco tiempo después de la ceremónia de ordenación, el nuevo sacerdote, con sentimientos dispares, supo que tenía que presentarse para ocupar el cargo de vicario en Mariapfarr pequeña aldea situada a cuatro jornadas de Salzburgo. Allí había nacido su padre. Joseph presentía que en Mariapfarr se encontraría con algunos parientes y que se vería obligado a salir de su anonimato como huérfano.El pueblo estaba situado a más de 1000 metros de altitud y sólo en verano era accesible por un puerto en las montañas.

El cura de la parróquia contó a su vicario que muchas casas de la región habían sido construídas con piedras de los lugares sagrados de los romanos y de los celtas y que todavía existían muchas tradiciones en la medicina y las costumbres en general.

Joseph visitó aquellos lugaresperdidas entre las montañas. Las largas marchas por los bosques y prados alpinos, el aire puro y la vida sencilla y sana, hicieron desparecer casi por completo sus dolencias pulmonares. Joseph Mohr conoció en Mariapfarr a su abuelo. Era un anciano sabio conocedor de todas las tradiciones y de la vida de los campesinos de la región. Nadie interrogó a Joseph sobre sus origenes. Todos lo aceptaron como cura y nieto del viejo Mohr.

En su parróquia Joseph vivió una navidad extraordinaria. Durante sus estudios había asistido a fiestas solemnes y frías que no habían llegado hasta su corazón. En Mariapfarr se dió cuenta de que con instrumentos sencillos de cuerdas y punteo y con canciones populares se pueden conseguir fiestas alegres y profundas que invaden los corazones de calor y caridad. Es posible que que en aquella atmósfera, tan diferente a la de la Catedral de Salzburgo, nació la primera semilla de la poesía y canción "Noche de paz".

Cuando todos los fieles salieron de la iglesia, los ayudantes de la misa encendieron con las velas del pesebre las linternas para iluminar los largos senderos que conducían a la casas. "Noche silenciosa y santa. Todos duermen. Sólo velan los santos padres. Gracioso niño de cabellera rizada, duerme en la paz celestial," así comienza la primera estrofa de la poesía que escribió Joseph Mohr. Recientemente encontramos en Salzburgo un facsímil de la canción "Noche de paz" para dos voces y guitara con letra de Joseph Mohr, melodía de Franz Xaver Gruber y fecha del año 1816. Fue el año de la muerte de su abuelo en Mariapfarr. Joseph escribió el texto cuando había terminado la guerra en Austria. Con energía, Joseph Mohr mostró su carácter humanitario Pero una vez más cayó enfermo de los pulmones. Después de un tiempo de convalecencia en Salzburgo, Joseph se dió cuenta de que ya no era posible vivir en las montañas. Como vicario encontró, una nueva parroquia, 20 km al norte de Salzburg, en las orillas del río Salzach, en el pueblo de Oberndorf. Allí conoció maestro Franz Xaver Gruber, organista, y músico. Los dos amigos comenzaron a hacer música en la iglesia y en la casa. Joseph Mohr sentió gran felicidad, cuando volvió a encontrar el río y los bosques de su juventud. Era muy acep-tado entre los fieles, porque un cura capaz de permanecer recto y en pie en un barco era una persona merece-dora de respeto. Pero el cura del pueblo, sintió celos por los éxitos espirituales de su joven ayudante. Descubrió su origen de hijo ilegítimo y comenzó a amargar su vida. Se aproximaba la Navidad de 1818. El maestro y amigo, Franz Xaver Gruber, trató de lograr la reconciliación entre el cura y Joseph organizando una velada navideña. Joseph buscó los versos de la poesía navideña de Maríapfarr, y los dos amigos la compusieron. Así, el 25 de diciembre de 1818, nació el villan-cico que hoy se canta en todo el mundo, en todas las lenguas: "Noche de paz". Joseph Mohr murió el 4 de diciembre de 1848, tan pobre como había llegado al mundo. Había gastado su dinero en la fundación de una escuela para hijos de los pobres de su parróquia.

Espania Tanslatione: Peter Schuler
Literatura:
Schilf, Hanno: Stille Nacht. Die Entstehungsgeschichte des Liedes "Stille Nacht! Heilige Nacht!". Stille-Nacht-Verlag, Salzburg 1993
Schilf, Hanno: Stille Nacht. Eine Weihnachtsgeschichte. Europaverlag, München/Wien 1996
Schilf, Hanno: Joseph Mohr. Manuskript. "Stille-Nacht-Museum", Steingasse 9, A-5024 Salzburg 1997





Context description:  Noche de paz noche silenciosa santa Josef Joseph Mor Mur Mour Muur Moor Muor Mohr Muhr 1816 Franz Franc Frantz X Xava Xawa Xave Xawe Xavar Xawar Xaver Xawer Gruber 1818